Alivio.

-Hola, Akira. ¿Cómo andas?

-Bien, gracias. ¿Y tú?

-Bien. Tiene mucho que no sé nada de ti.

-¿Tanto? … Pues no hay mucha novedad.

-¿No? Eso me agrada, no perderme de tanto.

-Jaja. El mundo sólo gira y nos arrastra y ya.

Ah, y voy a cerrar mi blog.

-¿Qué te pasa? ¿Por qué? Deja guardo todos tus textos antes de que mates a tu blog…

-Jaja, tranquilo. Igual no lo elimino-elimino. Sólo lo cierro (por ahora). Como hizo Carlos con sus trecientos blogs.

-Pero Carlos es un caso especial. Está loco. Bueno, tú también, pero es diferente.En fin, pero ¿cuál es la razón?

En fin. La razón es (… Me quedé unos veinte minutos pensando) que ya no pienso en él cuando escribo.

Y esto supondría un alivio a mis únicos tres lectores, a mi hermana mayor y sobre todo a Tamayo: seguramente arto de que escriba cosas de él que nunca dijo. O sí las dijo, pero no de esa forma.

…A Tenuë cierra hoy, un sábado caluroso con las ventanas abiertas.

Anuncios

Acerca de Akira


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: